Utilizamos cookies propias y de terceros para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realiza y para ajustar la publicidad a sus gustos y preferencias. Pulse el botón "Aceptar todas" para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada. Para administrar o deshabilitar estas cookies haga click en "Configuración". Puede obtener más información en nuestra política de cookies.
Modificar cookies
Técnicas y funcionales Siempre activas
Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Analíticas y personalización
Permiten realizar el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de este sitio web. La información recogida mediante este tipo de cookies se utiliza en la medición de la actividad de la web para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio. Permiten guardar la información de preferencia del usuario para mejorar la calidad de nuestros servicios y para ofrecer una mejor experiencia a través de productos recomendados.
Marketing y publicidad
Estas cookies son utilizadas para almacenar información sobre las preferencias y elecciones personales del usuario a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.
cart
CONSEJO FARMACÉUTICO DEL MES

Top 5: Los mejores jarabes para la tos que debes conocer

Top 5: Los mejores jarabes para la tos que debes conocer

La tos es un síntoma común que puede indicar distintas condiciones y enfermedades respiratorias. Existen dos tipos principales de tos: la tos seca, caracterizada por la expulsión de aire sin mucosidad; y la tos productiva con mucosidad, donde se eliminan mocos o flemas. Para aliviar estos síntomas, existen diferentes jarabes para la tos recomendados. Algunos jarabes son efectivos para tratar la tos seca, otros para la tos con mucosidad y también hay opciones destinadas a la tos alérgica o en bebés. Es importante seguir las indicaciones médicas y leer el prospecto antes de su uso.

¿Qué es la tos?

La tos es un síntoma común que puede indicar diferentes condiciones y enfermedades respiratorias. Se trata de un reflejo del sistema nervioso que pone en marcha los al sistema respiratorio y tiene como objetivo eliminar sustancias irritantes o bloqueos en las vías respiratorias. Existen dos tipos principales de tos:

Características de la tos seca

La tos seca es un tipo de tos sin producción de mucosidad. Se caracteriza por ser una tos irritativa y persistente, sin la expulsión de mocos o flemas. En algunos casos, puede generar una sensación de picor o cosquilleo en la garganta. Puede ser desencadenada por diferentes factores, como alergias, humo, polvo o cambios de temperatura.

Características de la tos productiva

La tos con mucosidad, también conocida como tos productiva, se caracteriza por la expulsión de mocos o flemas que bloquean el paso del aire. Este tipo de tos suele estar asociado a infecciones respiratorias, como resfriados, gripes o bronquitis. Es una tos más húmeda y puede ser acompañada de otros síntomas, como congestion nasal o sensación de opresión en el pecho.

Principales causas de la tos

La tos puede ser causada por diferentes factores y afecciones respiratorias. A continuación, se mencionan algunas de las principales causas de la tos:

  • Infecciones respiratorias: Las infecciones virales o bacterianas, como el resfriado común, la gripe o la neumonía, pueden irritar las vías respiratorias y desencadenar la tos.
  • Alergias: Las alergias al polen, polvo o caspa animal pueden provocar una respuesta inflamatoria en las vías respiratorias, desencadenando la tos.
  • Asma: El asma es una enfermedad crónica que causa inflamación y estrechamiento de las vías respiratorias, provocando tos recurrente y dificultad para respirar.
  • Reflujo gastroesofágico: El reflujo ácido del estómago hacia el esófago puede irritar la garganta y causar tos crónica.
  • Fumar: El humo del cigarro irrita las vías respiratorias, lo que puede llevar a la tos crónica en los fumadores.

Otros factores que pueden causar tos incluyen la exposición a sustancias irritantes, como el humo industrial o químico, el aire frío o seco, reacciones adversas de determinados medicamentos, y la inhalación de polvo o productos químicos tóxicos. Es importante tener en cuenta que las causas de la tos pueden variar dependiendo de cada individuo y de su historial médico. Si la tos persiste o empeora, es recomendable consultar a un médico para un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado.

Tipos de jarabes para la tos

Jarabes para tratar la tos seca

La tos seca, caracterizada por la irritación en la garganta sin expulsión de mocos o flemas, puede ser aliviada con jarabes específicos. Estos jarabes para la tos seca ayudan a calmar la irritación y reducir los ataques de tos. Algunos de los más recomendados son:

  • Cinfatos: Efectivo en la reducción de la tos seca gracias al dextrometorfano, su principal ingrediente activo.

  • Flutox: Alivia la irritación de la garganta y reduce los síntomas de la tos seca. Su composición incluye la cloperastina como principio activo.

  • Cinfatos expectorante: Contiene dextrometorfano que calma la tos seca y guafinesina para facilitar la expectoración.

Jarabes para tratar la tos productiva

Cuando la tos se acompaña de mocos o flemas, es necesario utilizar jarabes adecuados para facilitar su expulsión. Estos jarabes para la tos con mucosidad ayudan a fluidificar los mocos y desbloquear las vías respiratorias. Algunos de los más recomendados son:

  • Bisolvon mucolítico: Especializado en el tratamiento de la tos mucosa, facilita la eliminación de los mocos o flemas. Contiene bromhexina.

  • Mucosan: Ayuda a fluidificar los mocos y facilitar su expulsión en la tos líquida. En su composición inclye Ambroxol como principio activo.

  • Cinfamucol: Facilita la disminución de la viscosidad de los mocos en infecciones respiratorias. Contiene carbocisteína.

Jarabes para tratar la tos alérgica

La tos alérgica puede ser tratada con jarabes específicos que ayudan a reducir la picazón y la irritación en la garganta. Estos jarabes para la tos alérgica son recomendados en casos de tos causada por alergias. Iniston Antitusivo descongestivo: Calma la congestión nasal actuando así en este síntoma alérgico y reduce la tos seca. Muy eficaz en casos de tos seca alérgica. Sus componentes son dextrometorfano y pseudoefedrina.

Otra opción es utilizar comprimidos con antihistamínico como Claritine plus

Jarabes para tratar la tos en bebés

La tos en bebés requiere de jarabes especiales, seguros y efectivos para aliviar sus síntomas. Fortuss es uno de los jarabes más recomendados para tratar la tos en los más pequeños, proporcionando alivio y bienestar en bebés a partir de un año. Entre sus componentes destacan la miel de manuka y diferentes aceites esenciales que pueden facilitar la expulsión de la mucosidad y calman la irritación de garganta que provoca la tos.

Efectos secundarios de los jarabes para la tos

Al igual que con cualquier medicamento, los jarabes para la tos pueden tener efectos secundarios, aunque no todas las personas los experimentan. Es importante tener en cuenta posibles reacciones adversas antes de comenzar a tomar cualquier jarabe para la tos. A continuación, se enumeran algunos de los efectos secundarios más comunes:

  • Dolor de cabeza: Algunas personas pueden experimentar dolores de cabeza como efecto secundario del jarabe para la tos. Esto suele ser temporal y desaparece a medida que el cuerpo se acostumbra al medicamento.
  • Somnolencia: Algunos jarabes para la tos contienen ingredientes que pueden causar somnolencia. Es importante tener precaución al tomar estos medicamentos, especialmente si se va a conducir u operar maquinaria pesada.
  • Mareos: Algunas personas pueden experimentar mareos después de tomar jarabes para la tos. Se recomienda evitar actividades que requieran atención completa hasta que los mareos desaparezcan.
  • Náuseas o malestar estomacal: Algunos jarabes para la tos pueden causar malestar estomacal o náuseas en algunas personas. Si estos síntomas persisten o empeoran, es recomendable consultar a un médico.
  • Reacciones alérgicas: Aunque son poco frecuentes, algunas personas pueden experimentar reacciones alérgicas a los jarabes para la tos. Estas pueden incluir erupciones cutáneas, picazón, hinchazón o dificultad para respirar. Si se produce alguna reacción alérgica, se debe buscar atención médica de inmediato.

Es fundamental leer detenidamente el prospecto antes de tomar cualquier jarabe para la tos y seguir las indicaciones del médico o farmacéutico. Si se experimenta algún efecto secundario no mencionado anteriormente, se debe informar a un profesional de la salud para recibir orientación adecuada.

Recuerda que cada persona puede reaccionar de manera diferente a los medicamentos, por lo que es esencial estar atento a cualquier cambio en el cuerpo y buscar atención médica si es necesario. No se debe interrumpir ni ajustar la dosis sin consultar antes a un profesional.

Recomendaciones para tomar jarabes para la tos

Tomar jarabes para la tos puede ser beneficioso para aliviar los síntomas y mejorar el bienestar general. Sin embargo, es fundamental seguir algunas recomendaciones para su correcto uso y obtener los mejores resultados.

  • Consultar a un profesional de la salud: Antes de iniciar cualquier tratamiento con jarabes para la tos, es importante consultar a un médico o farmacéutico. Ellos podrán evaluar tus síntomas y recomendarte el jarabe más adecuado para tu caso específico.
  • Leer el prospecto: Es esencial leer detenidamente el prospecto del jarabe antes de utilizarlo. Es importante conocer la dosificación adecuada, las posibles contraindicaciones y los efectos secundarios que se puedan presentar.
  • Seguir las indicaciones: Sigue siempre las indicaciones proporcionadas por el médico o las instrucciones del prospecto. No excedas la dosis recomendada ni prolongues el uso del jarabe más allá del tiempo establecido.
  • Considerar posibles interacciones: Algunos jarabes para la tos pueden interactuar con otros medicamentos que estés tomando. Si estás bajo algún tratamiento médico, informa a tu médico o farmacéutico para asegurarte de que no exista ningún riesgo.
  • Atender a las restricciones: Algunos grupos de personas, como mujeres embarazadas o personas con enfermedades crónicas, pueden tener restricciones en cuanto al uso de ciertos jarabes para la tos. Si te encuentras en alguna de estas situaciones, consulta a tu médico antes de iniciar cualquier tratamiento.
  • Observar los efectos secundarios: Presta atención a cualquier reacción adversa o efecto secundario que puedas experimentar al tomar el jarabe. Si presentas alguna molestia inesperada, suspende su uso y consulta a tu médico.

Recuerda que las recomendaciones aquí presentadas son generales y pueden variar según cada persona y su situación particular. Siempre es mejor contar con el asesoramiento de un profesional de la salud para un uso seguro y efectivo de los jarabes para la tos.

Preguntas frecuentes sobre los jarabes para la tos

A continuación, responderemos a algunas preguntas comunes relacionadas con el uso de jarabes para la tos.

¿Puedo tomar jarabes para la tos si estoy tomando otros medicamentos?

Sí, en la mayoría de los casos es seguro tomar jarabes para la tos junto con otros medicamentos. Sin embargo, es importante leer el prospecto y consultar a un médico o farmacéutico si tienes dudas o estás tomando medicamentos recetados. Algunos jarabes pueden tener interacciones con ciertos fármacos, por lo que es esencial verificar su compatibilidad.

¿Cuándo debo consultar a un médico por mi tos?

Debes consultar a un médico si tu tos persiste durante más de dos semanas, se agrava o está acompañada por otros síntomas preocupantes como fiebre alta, dificultad para respirar o dolor en el pecho. Además, si tienes antecedentes de enfermedades crónicas o estás embarazada o dando pecho, es recomendable buscar atención médica antes de tomar cualquier jarabe para la tos.