Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información consultando nuestra política de cookies. Aceptar
CONSEJO FARMACÉUTICO DEL MES

El imprescindible de tu botiquín: Los Probióticos

El imprescindible de tu botiquín: Los Probióticos

Los Probióticos después de ser ingeridos transitan vivos a través del intestino y pueden ejercer funciones beneficiosas en la salud humana en la prevención del desarrollo de enfermedades, ya que éstos tienen un efecto en la estimulación del sistema inmune. También ayudan a su sistema digestivo y a su bienestar; ingeridos en cantidades suficientes pueden tener efectos provechosos como contribuir al equilibrio de la flora intestinal. Una de las indicaciones más habituales para tomar probióticos es en los tratamientos antibióticos. Esta clase de medicamentos, son fármacos que eliminan las bacterias vivas que generan enfermedades pero también eliminan bacterias vivas beneficiosas; la consecuencia de ello puede ser la experimentación de diarreas durante o después del consumo de antibióticos, por eso, si está tomando antibióticos, no descuides la ingestión de probióticos, pues éstos pueden contrarrestar los efectos secundarios sobre la flora intestinal. La toma de antibióticos puede provocar la ausencia de lactobacillus en la vagina y provocar vaginosis bacteriana (candidosis vaginal, en definitiva hongos vaginales); las especies de lactobacillus (probióticos) son capaces de inhibir la proliferación de gérmenes patógenos y permiten la recolonización de la flora vaginal habitual. Aunque se suele recetar antibióticos por infecciones del tracto urinario, el tratamiento con probióticos asociado a una solución de arándano ayuda a tener menos recaídas en el futuro que con el tratamiento con antibióticos exclusivamente. Si deseas más información, consulte a su farmacéutico.