Utilizamos cookies propias y de terceros para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realiza y para ajustar la publicidad a sus gustos y preferencias. Pulse el botón "Aceptar todas" para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada. Para administrar o deshabilitar estas cookies haga click en "Configuración". Puede obtener más información en nuestra política de cookies.
Modificar cookies
Técnicas y funcionales Siempre activas
Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Analíticas y personalización
Permiten realizar el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de este sitio web. La información recogida mediante este tipo de cookies se utiliza en la medición de la actividad de la web para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio. Permiten guardar la información de preferencia del usuario para mejorar la calidad de nuestros servicios y para ofrecer una mejor experiencia a través de productos recomendados.
Marketing y publicidad
Estas cookies son utilizadas para almacenar información sobre las preferencias y elecciones personales del usuario a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.
cart
CONSEJO FARMACÉUTICO DEL MES

El mejor colágeno: ¿cómo tomarlo?

¿Es mejor tomar colágeno en polvo o en pastillas?

El mejor colágeno: ¿cómo tomarlo?

Con todos los productos que el mercado puede llegar a ofrecerte con colágeno uno puede llegar a perderse, ¿lo tomo sólo o con magnesio? ¿cuánto tiempo debo tomarlo? ¿en polvo o en pastillas? Que no cunda el pánico, en lafarmacia.es te explicamos lo esencial para que tus dudas queden resueltas. Este post es válido para las marcas más conocidas y más vendidas.

Una de las preguntas que más se repite es la de si es mejor tomar el colágeno solo o con otros componentes, concretamente se suele preguntar sobre si acompañarlo con Magnesio o Vitamina C. Desde luego ten en cuenta que no se trata de mejor o peor, se trata sobretodo de lo que tu quieres o necesitas.

Como ya sabrás el colágeno es una proteína que se obtiene de los cartílagos de los animales y que te ayuda a mejorar la salud de tus huesos, ligamentos, músculos, piel, entre otras muchas ventajas que te ofrece. Uno de los puntos clave que todos los laboratorios buscan en sus productos de colágeno es que tengan la mejor biodisponibilidad posible, es decir que nuestro organismo pueda absorber la máxima cantidad posible cuando lo tomamos. Esta biodisponibilidad se consigue de muchas maneras, por ejemplo hidrolizando el colágeno o usando un colágeno de un origen en concreto o acompañándolo de otros componentes.

Entonces¿Para qué tomar el colágeno con Vitamina C?

Si el colágeno lo tomas con vitamina C lo que consigues es que refuerce la acción del colágeno hidrolizado una vez absorbido por nuestro sistema digestivo, especialmente en cartílagos y piel.

¿Y si lo tomo con Magnesio? El magnesio contribuye al buen funcionamiento de los músculos, a reducir la fatiga y los calambres y por supuesto al mantenimiento de los huesos y los dientes.

Otro componente que puedes encontrar frecuentemente junto al colágeno comercializado es el ácido hialurónico, el cual probablemente habrás visto varias veces en cremas de cosmética facial. ¿Para qué tomar junto al colágeno ácido hialurónico? Éste es un componente de la Matriz Extracelular (MEC), y ésta a su vez es un líquido viscoso donde están inmersas nuestras células y que es responsable por ejemplo que nuestra piel esté firme y tersa. El ácido hialurónico contribuye al buen estado de las articulaciones y de la piel, ya que tiene gran capacidad de hidratación y lubricación aumentando la resistencia de la MEC. El ácido hialurónico es un complemento ideal para tomar junto al colágeno.

Y ahora la pregunta estrella ¿es mejor en polvo o en pastillas? Sentimos decepcionarte, no es mejor una opción respecto a la otra, ya que la única diferencia es la preferencia de cada uno a la hora de tomarlo. El polvo se toma una vez al día y hay que disolverlo en líquido (agua, leche, café, zumo…), en cambio las pastillas son varias tomas al día (dependiendo de la marca) pero no hay que disolverlo. Con lo que la pregunta que debes hacerte es ¿prefiero una vez al día en polvo o varias veces en pastilla? Para gustos, colores.

¡Gracias por leernos!